Introducción

Este sitio web explica la Parusía o la Segunda Venida de la Conciencia de Cristo al mundo, no como un fenómeno físico externo a nosotros mismos sino, más bien, como algo que debe suceder adentro del propio ser humano. Tal y como afirmó Cristo en su momento, cuando dijo: “Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre y yo le amaremos, y vendremos a él, y haremos morada en él.” (Juan 14: 23).

Para que lo anterior suceda, el ser humano debe lograr tres cosas: en primer lugar, debe “despertar” o “resucitar de entre los muertos”, en segundo lugar, debe “purgar” su mente consciente y subconsciente de impurezas y, en tercer lugar, debe permanecer en un perfecto estado de Ser Santo, Puro e Inmaculado. Este perfecto estado de Ser Santo, Puro e Inmaculado es, precisamente, la Conciencia de Cristo o del Hijo del hombre.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario